Dios nos sorprende

Dios-nos- sorprende -ascendiendo.org

¡Dios nos sorprende donde menos lo esperamos!

El sueño es el siguiente:

Me mudaba a una casa de madera azul y al llegar allí me sentía muy decepcionada porque la casa era vieja y destartalada.


Cuando entraba y recorría los pasillos y las habitaciones mi desencanto aumentó porque el interior tenía incluso peor aspecto que la fachada. Seguí caminando y descubrí una terraza. Al salir contemplé una escena maravillosa y sorprendente, se veía un mar azul intenso y una pequeña isla desde la cual unos pingüinos se zambullían alegremente en el agua.


La parte de atrás de la casa estaba situada sobre el mar, lo cual me parecía rarísimo porque sabía que estaba en Madrid. Llamaba a otras personas para contárselo pero no me creían, entonces yo les invitaba a verlo por sí mismas.

¿Qué me ha hecho comprender este sueño?

Que Dios me enseña cosas sorprendentes donde menos lo imagino (Y a veces donde menos me apetece). Ver ese mar tan espectacular y unos pingüinos tan alegres desde la terraza de una casa en Madrid está fuera de lo que nuestra lógica nos dicta, pero ahí es donde entra Dios superando lo humanamente posible y crea un camino lleno de esperanza.


Esto no ha sido solo en una situación concreta, a veces ha sido perdonando, otras veces ha sido buscando amar a quien de forma natural me enfadaba o me entristecía. Esas situaciones en las que he elegido obedecer a Dios, a pesar de lo que yo pensaba o quería, es donde Él me ha mostrado cosas increíbles. Me ha dejado ver mejor su corazón, su amor por mi y por otros, y en el proceso me ha llenado de alegría como a los pingüinos de mi sueño.


Los sueños nos pueden traer esperanza para pasar con éxito y con alegría situaciones complicadas. ¿Has tenido algún sueño de este tipo? Si quieres, lo puedes compartir con nosotros escribiéndonos a nuestro correo de contacto.

Nos encantaría que nos contaras tu historia.

Puedes escribirnos tu testimonio, tu experiencia con el Espíritu o sueños.

sueños que atesoro
Blog

Un sueño que atesoro

Hace años, cuando conocí a María, le conté un sueño y ella supo un detalle que yo no había mencionado y me dio una interpretación que me ayudaba a entender el camino a seguir en aquel momento, esto llamó tanto mi atención que comencé a atesorar todos mis sueños.

Seguir Leyendo »