Hay luz dentro del túnel

¡Bienvenido!

Me alegra que hayas llegado a nuestra pagina web.

 

No sé nada sobre ti, pero puedo suponer que si estas leyendo este articulo es porque eres consciente de la existencia de una realidad espiritual, que no solo rodea el mundo físico, sino que también en cierto modo lo gobierna. También puedo asumir sin riesgo a equivocarme demasiado, que crees en la existencia de un ser superior al que llamamos Dios o Creador y que sabes que Él se comunica con el ser humano porque tú mismo ya hablas con Él.

Tampoco sé qué camino te habrá traído hasta aquí. Pero lo que sí creo saber es que si me estás escuchando es porque hay en ti algo de aventurero, una especie de hambre por conocer un poco más a este Dios, de saber cómo piensa o por qué hace las cosas de cierta manera, en cierto modo es como encontrar territorio poco explorado o menos conocido buscando partes o aspectos de Él que todavía no has visto. Incluso puede que haya una pequeña insatisfacción con el estado actual de tu vida espiritual, ¿mucha rutina en tu relación con Dios?

 

Si esto es así, sigue leyendo porque me gustaría presentarte un proyecto en el que estás invitado a participar.

Pero antes de entrar a explicar el proyecto, déjame contarte un poquito sobre mí y sobre el trayecto personal que he recorrido.

Como podrás leer en la presentación del equipo que está en nuestra página web (luego te daré el nombre), en 2009 se me diagnosticó un cáncer de crecimiento rápido y con riesgo de muerte. Esta enfermedad impuso sobre mi vida, sobre mi familia, mis amistades, mi desarrollo profesional y también sobre mi vida espiritual un parón brusco y total.

 

Recuerdo que una de mis primeras reacciones al saber el diagnóstico y el pronóstico fue preguntar ¿de cuánto tiempo estamos hablando? La respuesta que me dieron los médicos me pareció una especie de condena a prisión (un poco parecido a lo que muchos han vivido con el confinamiento del 2020)

 

Antes del cáncer mi vida estaba centrada en HACER. Cuando digo mi vida me refiero a todas las áreas que antes he mencionado. Pero para centrarme en el propósito con el que se ha grabado este video voy a compartir exclusivamente lo que pasó en el área espiritual de mi vida. Y una palabra que lo resume todo es: TRANSFORMACIÓN

 

La situación que parecía traer destrucción trajo en realidad una transformación radical para bien.

 

Es muy probable que tú, que estás leyendo, también hayas vivido o estés viviendo una situación que aparentemente es imposible que traiga algo bueno. Por más que intentas encontrar la salida o dar con la solución, solo percibes confusión y no haces más que darte contra la pared. Además, es como si Dios se hubiera desentendido de tu vida o se hubiera alejado de ti. Quizás sientes que estás en medio de un túnel y te has quedado sin cobertura.

Déjame que te diga una cosa que aprendí durante mi proceso de transformación: hemos creído una mentira que está extendida a nivel global y que durante demasiado tiempo hemos aceptado como verdad. Seguro que conoces la frase “hay luz al final del túnel” (creo que el concepto lo extendió un psicólogo). Pues bien, lo cierto es que no hay que esperar a salir del túnel para encontrar la luz porque Dios mismo, que es la Luz, habita en ti y ¡hay luz en medio del túnel! Él está más cerca de lo jamás hemos creído, o por lo menos de lo que yo había creído hasta entonces. Ahora vivo otra realidad mucho más conectada con Él. Mi deseo es compartir contigo herramientas que a mí me han ayudado a ser más consciente de que vivo dentro de Él, así como Él vive en mí. 

Volvamos a la transformación.

¿Recuerdas que dije que mi vida estaba centrada en hacer? Mi vida espiritual giraba alrededor de reuniones de iglesia y diferentes formas de servicio en varios ministerios. Sabía que Dios estaba contento conmigo porque yo estaba haciendo, cumpliendo, mi vida estaba entregada al servicio al prójimo y a Él.

 

Pero, ¿qué pasó cuando tuve que parar a la fuerza? ¡No podía hacer nada! No tenía ni energía para pensar, mucho menos para hacer cosas. Y me pregunté ¿sigue teniendo valor mi vida? ¿le agrado tanto como le agradaba antes?

 

Su respuesta me sorprendió.

 

Dios me llevó de viaje.

Ese viaje transformador que recorrí en Sus brazos es el corazón (también el origen y el destino) del proyecto al que estás invitado. Es un viaje al alcance de cualquiera que desee profundizar en su relación personal con Dios. No exige más requisito que el de querer encontrarse con Él.

 

Cuando comencé mi viaje personal no era ni consciente de dónde me encontraba, ni de que necesitaba cambiar de posición, y mucho menos de hacia dónde me llevaba el Espíritu. Ahora, desde la perspectiva que da la distancia en el tiempo puedo ver el trayecto recorrido e incluso ponerle un nombre a este viaje:

 

EL VIAJE INTERIOR 

¿Recuerdas que dije que mi vida era hacer? Bien, pues durante el viaje interior me fui posicionando en Su Reposo, en Su Paz, en Su Vida… porque como bien dijo el apóstol Pablo cuando estuvo en Atenas, “en Él vivimos, nos movemos y existimos”.

 

No había sido consciente de lo abandonado que había tenido mi interior hasta que Él me enseñó a cuidarlo como quien cuida un jardín. Caí en la cuenta de que ese fue el primer encargo que Dios le dio al ser humano: cuidar el jardín.

 

¿Cómo me enseñó? Para empezar con muuuucho Amor, como Él hace las cosas, y despacito para que yo pudiera seguirle el paso. Una de las primeras cosas que entendí es que como dijo el mismo Jesús “el reino de Dios está dentro de vosotros”. (curiosamente solo hay una traducción en español de la biblia que recoge así el conocido versículo y es la Nácar-Colunga, sin embargo, si lo buscas en inglés la preposición que usan es “dentro”) ¿qué es lo que hizo? Pues me mostró que, aunque yo no hiciera nada, Él me encontraba en sueños y me hablaba palabras de ánimo. Al mismo tiempo me mostró que me estaba hablando todo el rato a través de cosas pequeñas que pasaban durante el día. Por otra parte, me abrió los ojos a una forma muy real de encontrarme con Él a través de las escrituras. También me enseñó a comunicarme con Él desde el espíritu y no desde la mente, que es lo que yo solía hacer antes.

 

¿Te parece interesante?

Quizá ya sea el momento de presentar ASCENDIENDO

¿qué somos? Somos el proyecto de una comunidad online internacional.

 

Aunque el equipo está de momento en España, todos sabemos que cualquier rincón del planeta se ha hecho totalmente accesible a través de las redes sociales y de las plataformas virtuales. Por eso, si hablas español vas a poder formar parte de este grupo. 

Suscríbete a la Newsletter de los Soñadores.

y no te pierdas de las novedades, publicaciones y próximo eventos

Lo fascinante es que vas a poder participar de una comunidad pionera porque los temas que vamos a tratar no se suelen tratar desde las comunidades más tradicionales en el mundo hispano. De nuevo, en el mundo angloparlante existen multitud de plataformas que llevan tiempo hablando de las cosas nuevas que Dios está revelando en este tiempo.

 

¿por qué “ascendiendo”? con este nombre queremos recoger la idea de crecimiento ascendente, como acercándonos más a Dios y a los lugares celestiales. Sabemos que solo es una forma de hablar muy relacionada con nuestra forma de pensar y que lo mismo que hablamos de ascender podríamos hablar de “profundizar”, “sumergirnos”, “empaparnos”, … todas estas palabras recogen el mismo concepto: buscar que haya más de Él en mí, ser más como Jesús.

 

¿Nuestro objetivo? Poner a  vuestra disposición recursos para explorar cosas de Dios que son menos conocidas pero no menos valiosas, como por ejemplo la interpretación de sueños. ¿Sabías que las imágenes y los símbolos son el lenguaje del espíritu? Aprender a interpretar sueños también va a ayudarte a escuchar a Dios mientras estás despierto.

 

Lo que os proponemos es acompañaros en vuestro propio viaje espiritual, haciendo un poco como guías, sabiendo que el verdadero guía es el Espíritu, pero habiendo explorado el terreno y reportando que el fruto es realmente bueno. Os puedo asegurar que hay mucho, mucho por descubrir y que por mucho que creamos que ya Le conocemos, siempre va a haber más. ¿Cómo andas de hambre de Dios?

 

Y aquí viene tu parte: 

Nosotros vamos a publicar material en nuestro canal de youtube y en redes sociales. Tú puedes verlo y dejar tus comentarios. Ya sabes que si te suscribes no te perderás ninguno de ellos. Y si te gusta lo que ves a lo mejor se lo puedes comentar a algún amigo.

También hemos creado un página web: ascendiendo.org. Puedes entrar y leer sobre el equipo, acceder a los artículos que hemos publicado y a los recursos gratuitos que os ofrecemos.  También podrás ponerte en contacto con nosotros.

 

En este tiempo, Dios está haciendo un gran reseteo sobre la tierra. No hay más que mirar alrededor para ver que las estructuras de muchas cosas se están empezando a agrietar y que tienen los días contados. Dios sigue en control de todo, como siempre. Pero hoy, más que antes, es necesario saber escuchar Su voz y ser guiados por Su Espíritu. ¿Crees que Le escuchas con claridad?¿O te gustaría escucharle mejor?Además, Dios está abriendo nuevos horizontes, trayendo revelación nueva para poder construir cosas mejores y a la vez está desenterrando cosas antiguas que habíamos olvidado pero que no debimos hacerlo. ¿Te apuntas a redescubrirlas?

¡Estás invitado!

el examen
Blog

el examen

Soñar con suspender un examen  denota miedo al fracaso, no es de extrañar que yo lo soñara muchas veces, ya que

Seguir Leyendo »