Un sueño que atesoro

sueños que atesoro

UN SUEÑO QUE ATESORO

En el video de la semana pasada María nos hablaba de atesorar nuestros sueños y cómo hacerlo, en este post me gustaría compartir contigo por qué empecé a atesorar sueños y algo que descubrí por hacerlo.

Hace años, cuando conocí a María, le conté un sueño y ella supo un detalle que yo no había mencionado y me dio una interpretación que me ayudaba a entender el camino a seguir en aquel momento, esto llamó tanto mi atención que comencé a atesorar todos mis sueños.

Me alegro mucho de haberlo hecho porque si no habría pasado por alto el sueño del que quiero hablaros y muchos otros que hoy considero como mensajes de Dios para mí.

El título: Subiendo por la montaña desconocida.

El sueño: Yo estaba en un valle, al pie de varias montañas, unas bajitas y conocidas y otra muy alta, imponente y desconocida. Yo ya había subido por las bajitas y me sentía cómoda con la idea de volver a caminar por ellas. Me encontraba con un amigo al que le encanta explorar el Reino y él me convenció para que subiéramos por la montaña alta. Yo llevaba una jaula muy grande, con dos pájaros dentro, lo que me impedía la ascensión, pero él la cogía para que yo pudiera seguirle. Mientras iba subiendo tenía miedo de caerme y me decía a mí misma que no tenía que haberme dejado convencer y que tenía que haber ido por el camino de siempre. Sin embargo, cuando llegamos a la cumbre, pude disfrutar de una vista tan espectacular que ni siquiera hubiera podido sospechar que algo así existiera. Vi un mar diferente, con un brillo distinto al de esta tierra. Me desperté maravillada y llena de asombro.

Tiempo atrás Dios me decía una y otra vez: «Algo nuevo empieza» ¿Algo nuevo? Qué raro pensaba yo, pero Dios era tan insistente que no me permitía olvidarlo. Lo tenía presente aunque no tuviera ni idea de a qué se refería.

Nos gustaría mucho

Poder ayudarte a interpretar tus sueños.
Escríbenos a: mandanostusueno@gmail.com o rellena este pequeño formulario.

No entendí todo el sueño inmediatamente. Supe que tenía relación con eso nuevo que empezaba y que me anunciaba que tendría que salir de mi zona de confort, pero que merecería la pena y, lo más importante, que era Dios mismo quien me invitaba a hacerlo.

¿Qué significaban los pájaros? Tardé mucho más tiempo en entender que representaban ideas aprendidas en la iglesia, aceptadas y nunca cuestionadas que me impedían poder ver lo que Dios quería mostrarme.

Algunas veces transitar por caminos espirituales desconocidos me ha hecho sentir temor, dudas y cierta nostalgia de la seguridad que da andar por terreno conocido, pero el sueño me recuerda que debo continuar “ascendiendo” porque Dios nos invita a seguirle para descubrir misterios asombrosos.

Nos puedes escribir a: mandanostusueno@gmail.com

Y si quieres ver el video donde María nos da pistas para poder atesorar sueños, Aquí lo puedes ver

sueños que atesoro
Blog

Un sueño que atesoro

Hace años, cuando conocí a María, le conté un sueño y ella supo un detalle que yo no había mencionado y me dio una interpretación que me ayudaba a entender el camino a seguir en aquel momento, esto llamó tanto mi atención que comencé a atesorar todos mis sueños.

Seguir Leyendo »